La Biblia nos dice quién es Dios, parte III

La Biblia retrata a Dios, cómo es y lo que ha hecho y espera de nosotros, cuenta dónde se ha revelado el plan divino de la Creación.

Dios es Libre: Salmo 115:3

Nuestro Dios está en los cielos; El hace lo que le place.

Dios es Absoluto: Isaías 44:6; Hechos 17:24-25

Así dice el SEÑOR, el Rey de Israel, y su Redentor, el SEÑOR de los ejércitos: “Yo soy el primero y yo soy el último, y fuera de mí no hay Dios.

24 El Dios que hizo el mundo y todo lo que en él hay , puesto que es Señor del cielo y de la tierra, no mora en templos hechos por manos de hombres.

Dios Obra de Acuerdo a Su Voluntad: Efesios 1:11; Romanos 8:28

11 También hemos obtenido herencia, habiendo sido predestinados según el propósito de aquel que obra todas las cosas conforme al consejo de su voluntad.

28 Y sabemos que para los que aman a Dios, todas las cosas cooperan para bien, esto es, para los que son llamados conforme a su propósito.

Dios Recibe Gloria: Romanos 8:36; Apocalipsis 4:11

36 Tal como está escrito: POR CAUSA TUYA SOMOS PUESTOS A MUERTE TODO EL DIA; SOMOS CONSIDERADOS COMO OVEJAS PARA EL MATADERO.

11 Digno eres, Señor y Dios nuestro, de recibir la gloria y el honor y el poder, porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas.

Dios es el Más Amoroso: 1ª Juan 4:8-10

8 El que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor.

Dios es Misericordioso: Éxodo 34:6; Salmo 67:1; Santiago 5:11

6 Entonces pasó el SEÑOR por delante de él y proclamó: El SEÑOR, el SEÑOR, Dios compasivo y clemente, lento para la ira y abundante en misericordia y fidelidad.

1 Dios tenga piedad de nosotros y nos bendiga, y haga resplandecer su rostro sobre nosotros; Selah.

11 Mirad que tenemos por bienaventurados a los que sufrieron. Habéis oído de la paciencia de Job, y habéis visto el resultado del proceder del Señor, que el Señor es muy compasivo, y misericordioso.

Dios es Lento Para la Ira: Salmo 86:15; 2ª Pedro 3:15

15 Mas tú, Señor, eres un Dios compasivo y lleno de piedad, lento para la ira y abundante en misericordia y fidelidad.

15 Y  considerad la paciencia de nuestro Señor como salvación, tal como os escribió también nuestro amado hermano Pablo, según la sabiduría que le fue dada.

Dios Abunda en Bondad: Salmo 31:19; 52:1; Romanos 11:22

19 ¡Cuán grande es tu bondad, que has guardado para los que te temen, que has obrado para los que en ti se refugian, delante de los hijos de los hombres!

¿Por qué te jactas del mal, oh poderoso? La misericordia de Dios es continua

22 Mira, pues, la bondad y la severidad de Dios; severidad para con los que cayeron, pero para ti, bondad de Dios si permaneces en su bondad; de lo contrario también tú serás cortado.

Dios es Perdonador: Daniel 9:9; Efesios 1:7; Salmo 86:5

9 Al Señor nuestro Dios pertenece la compasión y el perdón, porque nos hemos rebelado contra El.

7 En El tenemos redención mediante su sangre, el perdón de nuestros pecados según las riquezas de su gracia.

5 Pues tú, Señor, eres bueno y perdonador, abundante en misericordia para con todos los que te invocan.

Dios Recompensa a Aquellos que lo Buscan a Él: Hebreos 11:6

6 Y sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que El existe, y que es remunerador de los que le buscan.

Dios es Justo en Todos Sus Juicios: Nehemías 9:32-33; 2ª Tesalonicenses 1:6

32 Ahora pues, Dios nuestro, Dios grande, poderoso y temible, que guardas el pacto y la misericordia, no parezca insignificante ante ti toda la aflicción que nos ha sobrevenido, a nuestros reyes, a nuestros príncipes, a nuestros sacerdotes, a nuestros profetas, a nuestros padres y a todo tu pueblo, desde los días de los reyes de Asiria hasta el día de hoy. 33 Mas tú eres justo en todo lo que ha venido sobre nosotros, porque tú has obrado fielmente, pero nosotros perversamente.

6 Porque después de todo, es justo delante de Dios retribuir con aflicción a los que os afligen.

Dios Odia el Pecado: Salmo 5:5-6; Habacuc 1:13

5 Los que se ensalzan no estarán delante de tus ojos; aborreces a todos los que hacen iniquidad.

6 Destruyes a los que hablan falsedad; el SEÑOR abomina al hombre sanguinario y engañador.

13 Muy limpios son tus ojos para mirar el mal, y no puedes contemplar la opresión. ¿Por qué miras con agrado a los que proceden pérfidamente, y callas cuando el impío traga al que es más justo que él?

Dios es el Creador: Isaías 40:12, 22, 26

12 ¿Quién midió las aguas en el hueco de su mano, con su palmo tomó la medida de los cielos, con un tercio de medida calculó el polvo de la tierra, pesó los montes con la báscula, y las colinas con la balanza?

22 El es el que está sentado sobre la redondez de la tierra, cuyos habitantes son como langostas; El es el que extiende los cielos como una cortina y los despliega como una tienda para morar.

26 Alzad a lo alto vuestros ojos y ved quién ha creado estos astros : el que hace salir en orden a su ejército, y a todos llama por su nombre. Por la grandeza de su fuerza y la fortaleza de su poder no falta ni uno.

Dios es Pastor: Génesis 49:24

24 Pero su arco permaneció firme y sus brazos fueron ágiles por las manos del Poderoso de Jacob (de allí es el Pastor, la Roca de Israel).

Dios es Trinitario: Mateo 28:19; 2ª Corintios 13:14

19 Id, pues, y haced discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

14 La gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo sean con todos vosotros.

Dios es Omnipresente y Omnisciente: Salmo 139

1 Del maestro de coro. De David. Salmo.

Reconocimiento de la insondable sabiduría de Dios

Señor, tú me sondeas y me conoces,
2 tú sabes si me siento o me levanto;
de lejos percibes lo que pienso,
3 te das cuenta si camino o si descanso,
y todos mis pasos te son familiares.

4 Antes que la palabra esté en mi lengua,
tú, Señor, la conoces plenamente;
5 me rodeas por detrás y por delante
y tienes puesta tu mano sobre mí;
6 una ciencia tan admirable me sobrepasa:
es tan alta que no puedo alcanzarla.

7 ¿A dónde iré para estar lejos de tu espíritu?
¿A dónde huiré de tu presencia?

8 Si subo al cielo, allí estás tú;
si me tiendo en el Abismo, estás presente.
9 Si tomara las alas de la aurora
y fuera a habitar en los confines del mar,
10 también allí me llevaría tu mano
y me sostendría tu derecha.

11 Si dijera: “¡Que me cubran las tinieblas
y la luz sea como la noche a mi alrededor!”,
12 las tinieblas no serían oscuras para ti
y la noche sería clara como el día.

13 Tú creaste mis entrañas,
me plasmaste en el seno de mi madre:
14 te doy gracias porque fui formado
de manera tan admirable.
¡Qué maravillosas son tus obras!
Tú conocías hasta el fondo de mi alma
15 y nada de mi ser se te ocultaba,
cuando yo era formado en lo secreto,
cuando era tejido en lo profundo de la tierra.

16 Tus ojos ya veían mis acciones,
todas ellas estaban en tu Libro;
mis días estaban escritos y señalados,
antes que uno solo de ellos existiera.

17 ¡Qué difíciles son para mí tus designios!
¡Y qué inmenso, Dios mío, es el conjunto de ellos!

18 Si me pongo a contarlos, son más que la arena;
y si terminara de hacerlo,
aún entonces seguiría a tu lado.

Profesión de inocencia frente a los malvados

19 ¡Ojalá, Dios mío, hicieras morir a los malvados
y se apartaran de mí los hombres sanguinarios,
20 esos que hablan de ti con perfidia
y en vano se rebelan contra ti!

21 ¿Acaso yo no odio a los que te odian
y aborrezco a los que te desprecian?

22 Yo los detesto implacablemente,
y son para mí verdaderos enemigos.

23 Sondéame, Dios mío, y penetra mi interior;
examíname y conoce lo que pienso;
24 observa si estoy en un camino falso
y llévame por el camino eterno.

La Biblia nos dice quién es Dios, parte I

La Biblia nos dice quién es Dios, parte II

[related_post themes="flat" id="541"]